Rueda de menú para hoteles

Etiquetas electrónicas para buffet 10

La gestión del buffet de un hotel es una tarea compleja ya que, de su buen funcionamiento, depende gran parte de la experiencia del huésped. Por eso, una correcta planificación de la rueda de menú para hoteles es clave.

La rueda de menú para hoteles es una práctica común en la organización de un buffet de hoteles. Las razones son variadas pero la principal es que es la mejor manera para planificar su oferta gastronómica teniendo en cuenta aspectos como los escandallos o las mermas y mantener la variedad para los huéspedes.

La importancia de la rueda de menú para hoteles

Como hemos comentado anteriormente, el buffet y su oferta son unos de los aspectos más valorados en su experiencia por los huéspedes. Por eso, la planificación de la oferta gastronómica es tan esencial como la producción de esta.

La oferta gastronómica de un hotel debe ser variada para satisfacer a un gran número de clientes, cada uno con sus preferencias o necesidades culinarias o alimenticias. Esta es la razón por la que la mayoría de restaurantes de tipos buffet funcionen con ruedas de menús para hoteles, ya que el menú cíclico o cambiante es el que se adapta más fácilmente a las condiciones reales de un hotel.

Qué tener en cuenta al elaborar una rueda de menú para hoteles

La rueda de menú para hoteles consiste en hacer un ciclo según la estancia media de los huéspedes en el hotel. Una vez establecida esa estancia media se establece o crea un menú para ese número de días que se va modificando según la temporada dependiendo, por ejemplo, de la disponibilidad de productos según la temporada o el momento, la época del año, etc.

Los hábitos alimenticios de los huéspedes y la estacionalidad de los productos son clave para planificar un menú que cumpla con el control de costes. El control de costes empieza desde el momento en que se decide qué materias primas comprar e incluye otros aspectos clave como el proceso de recepción y almacenamiento. Por eso, exige siempre una sincronía entre la cocina y el buffet para evitar las mermas excesivas y elaborar escandallos detallados según el rendimiento de cada plato.

Se busca ofrecer una variedad de colores, texturas y tipos de plato (platos fríos, snacks, platos calientes) que además de mejorar el atractivo visual del buffet del hotel ayuden a diversificar la oferta y organizar las diferentes zonas o aparadores del buffet. Estas zonas se deben colocar teniendo en cuenta la movilidad por el espacio y el orden lógico del servicio, incluyendo los complementos como la vajilla, etc.

La correcta autenticación de los platos para evitar confusiones, especificar las características importantes e incluso indicar la forma o frecuencia de consumo de un plato. Para esto, la manera ideal de lograrlo es mediante las etiquetas electrónicas para buffet que se sitúan frente a cada plato, identificándolo en diferentes idiomas. Su diseño y la variedad de modelos y tamaños permite que se integren perfectamente en la decoración del buffet.

La logística y los horarios deben estar controlados. De ese modo, se evita coincidir con la apertura de otras zonas del hotel, se planifica la logística del servicio (producción fría y caliente), la preparación de la instalaciones, el proceso para recoger. Esto es especialmente relevante en complejos hoteleros de grandes dimensiones.

¿Usas rueda de menú para hoteles? Las etiquetas electrónicas para buffet te pueden ayudar a optimizar su planificación, automatizando el cambio de información de los platos según el día o servicio de manera automática. Además, ahorrarás en tiempo y dinero que podrás emplear en otras acciones que aporten más valor a la experiencia de los huéspedes.

Contáctanos y te informamos sin compromiso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

3 × tres =